Trasno

Harry Potter and the Deathly Hallows Part 1

Todos reconoceréis a este personaje, es Dobby, el elfo doméstico-libre de la saga Harry Potter ¿Que por qué os hablo de él si la entrada se titula Trasnos? Pues bien, hagamos un repaso: los elfos domésticos dedicaban su vida a servir a sus amos, hacen las tareas domésticas y se les liberaba entregándoles una pieza de ropa del “amo”; pues sí, esto es igual que los Trasnos y las criaturas similares que hay por todo el mundo. Posiblemente J.K. Rowling se basara en los Pooka irlandeses o los Puck o Hobglobin de Inglaterra.

Trasnos, ¿quiénes son?

Los Trasnos son un tipo de duende nocturno perteneciente a la mitología gallega. Son seres traviesos que durante las noches, cuando todos los miembros de la familia se han acostado, se dedican a revolver todos los utensilios de cocina y a esconder cosas. Se le describe de tantas formas como nombres recibe. Las que más se repiten lo describen como un hombre pequeño, vestido con sotana y cuernos, con barba larga y gorro rojo. Una de sus peculiaridades, e importante para “acabar” con ellos y sus travesuras, es que tienen un agujero en la mano izquierda. En el Diccionario dos seres míticos galegos se le describe también con piernas de cabra, con rabo y un solo cuerno o con forma de oveja, de carnero e incluso de cerdo. Esta última descripción acerca a los trasnos a los Sátiros de la mitología clásica, de hecho de todos los tipos de duendes que hay en Galicia, se recogieron historias que los describen con patas de cabra.

Un sátiro en un mosaico en Villa Romana del Casale, un yacimiento arqueológico situada cerca de Piazza Armerina en Sicilia, Italia

En las antiguas creencias de Galicia, al Trasno se lo describía como un espíritu nocturno o un demonio menor que solía vivir en las herrerías y en las fraguas, pero sobre todo en las casas; hasta el punto de que cuando una familia se mudaba, éste se escondía entre sus pertenencias y se iba con ellos.

Risco publicó una historia sobre una mujer que se mudaba y su Trasno:

“- ¡Me voy por el Trasno! ¡Se me pegó de mala manera y no me deja!

El vecino giró la cabeza para indagar, pues era escéptico. Encima del sarillo (devanadera) iba el armadanzas muy acomodado:

– ¡Vamos de casa mudada! – dijo, y sonrió cínico, como le daba la gana.”

Tanto los Trasnos como los tardos, unos duendes de los que hablaremos en unos días, son seres domésticos, y de hecho, el nombre vasco para ellos etxajaun significa “señor de la casa”.

¿Cómo luchar contra las “trasnadas”?

**En Galicia en vez de decir trastadas se dice trasnadas

Para saber que tenemos un trasno en casa basta con observar a los animales que tengamos. Cuando éstos se ponen nerviosos o se asustan sin razón, se escuchan ruidos extraños, se cierran puertas o ventanas solas, si llevas cargado algo a la espalda y empieza a pesar más de repente o, por ejemplo, si notas que alguien te da un azote en el trasero y no ves a nadie.

El truco más eficaz contra los Trasnos es dejar un recipiente con granos de algún cereal cerca de donde dormimos o esparcir los granos por el suelo. Los trasnos tienen la obsesión de ordenar las cosas que ven desordenadas, ¡aunque luego sean ellos los primeros en ponerte la casa patas arriba!, y como no son muy listos, no saben contar hasta más de diez entonces cuando llegan a ese número se pierden y tienen que volver a empezar. En las leyendas que se afirma que los trasnos tienen un agujero en la mano izquierda, éstos se caen por el agujero y así conseguimos que estén entretenidos toda la noche y no hagan trasnadas.

También se puede espantar encendiendo la luz, bendecir la casa, meter dentro un cuerno de castrón: hierba de roble y cachos de evangelios cerrando bien el cuerno con un pellejo del mismo carnero.

Otra forma para librarse de ellos, al igual que los elfos domésticos, es regalándoles ropa porque sienten que es una ofensa y así abandona tu casa.

Los Trasnos, ayudan con las tareas domésticas, y para echarlos recomiendan que les mandes hacer una tarea imposible para que se frustren y se vayan.

Correspondencia del Trasno con otras criaturas del mundo

En Galicia se han recogido numerosas formas de llamarlo: proviso, perete, perello, perecho… casi tantas como aspectos se dice que tiene.

La figura del Trasno es un ser universal ya que es el mismo personaje que el duende de Castilla, el trasgu de Asturias, el Follet en Cataluña, el lutin de Francia, el puck de Inglaterra, phouka o pooka en Irlanda o el Puck o Hobglobin de Inglaterra que os comentábamos anteriormente. También hay constancia de este personaje en Alemania, Noruega, Finlandia, Holanda, Portugal, Cornualles, Suecia…

 

Bibliografía

  • FRAGUAS Y FRAGUAS, Antonio (1996): As cousas de Antonio de Insuela. Santiago: Editorial: O Correo Galego.
  • REIGOSA CARREIRAS, Antonio, CUBA RODRÍGUEZ, Xosé Ramón y ENRÍQUEZ, Lázaro (2000): Diccionario dos seres míticos galegos. Vigo: Edicións Xerais de Galicia.
  • ALBERRO, Manuel (2004): Diccionario mitológico y folklórico céltico: desde Galicia a las Islas Shetland, pasando por Bretaña, Irlanda, Isla de Man, Cornualles, Gales, Escocia y las Islas Orkney. Betanzos A Coruña: Briga
  • MIRANDA, Xosé, REIGOSA CARREIRAS, Antonio, CUBA RODRÍGUEZ, Xosé Ramiro, FRA, Irene, LORENZO, Fino, ENJAMIO y NOVOA, Teresa (2001): Pequena mitoloxía de Galicia. Vigo: Edicións Xerais de Galicia.

You may also like...

1 Response

  1. 21 octubre, 2015

    […] -hay quien dice que tenían dos, otros uno…). Tenía un agujero en la mano izquierda. En Galicia Meiga hacen alusión al Diccionario dos seres míticos galegos en el que describe al trasno con piernas […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>